Llámanos

91 277 71 02 · 610 08 54 99 (Atendemos Whats App y SMS)
De lunes a viernes de 10 a 14 h y de 16 a 20 h

Escríbenos

Visítanos

C/ Alonso Cano, 4, Bajo A.
28010 · Madrid.

91 277 71 02 - 610 08 54 99
C/ Alonso Cano, 4. Bajo A. Madrid

Cómo cuidar los brackets

Cómo cuidar los brackets

Para los cuidados de brackets, el aspecto principal es el de la higiene. Estos elementos van adheridos a la superficie del esmalte. Sin embargo, la unión no es definitiva, pues queremos que se puedan despegar después de la ortodoncia para su limpieza, descanso de la cavidad oral, etc.

 

Algunas pautas importantes para los cuidados de brackets serían:

  • No hay que tomar alimentos duros. Si masticamos este tipo de alimentos podemos ocasionar que los brackets o parte de ellos se despeguen, originando que el tratamiento se retrase o se complique.

Es preciso evitar morder cosas demasiado duras como un caramelo, etc., así como utilizar en exceso los dientes incisivos. A modo de ejemplo, es preferible cortar en trozos pequeños una fruta que cortarla entera con los dientes delanteros. Si mordemos directamente para cortar alimentos, los brackets pueden despegarse.

  • Corte de las carnes. Hay un dicho popular sobre que no puede comerse carne si se tiene un aparato en la boca. Pero esto no es cierto. Una cuestión diferente es que no es recomendable comer carne de un corte fibroso durante los primeros días de tener puestos los brackets, entre otras cosas por la incomodidad que esto supone.

Se puede comer de todo, y la carne es aconsejable cortarla en trocitos pequeños para una masticación más sencilla. No masticar huesos, que podrían provocar que se despegaran los brackets.

  • Alimentos pegajosos. Además del riesgo de caries, los chicles, turrones y pralinés, tofes, chucherías, etc., se pueden adherir a los brackets y dificultarán la realización de la higiene apropiada.

 

Cuidados para los brackets. La higiene dental

Para llevar a cabo los correctos cuidados de brackets, la limpieza dental es un factor fundamental. Si no hay una higiene dental apropiada, puede originarse la inflamación y posterior sangrado de las encías, y también que se encapsulen los brackets, ocasionando que se paralice el tratamiento.

El cepillado debe hacerse después de cada comida, realizando movimientos suaves y pasando el cepillo por toda la superficie de los dientes. En cuanto al tiempo, el cepillado debería durar un mínimo de tres minutos, comprobando después en el espejo que la limpieza ha sido efectiva. Además, hay que cepillarse los dientes tres veces al día, después de las comidas, y sustituir el cepillo de dientes cada tres meses, para garantizar su efectividad.

El cepillo elegido para la adecuada higiene bucal debe ser uno flexible y blando, que se adaptará a la ortodoncia y conseguirá llegar a esos huecos de un acceso más difícil, donde podrían quedar restos de comida.

Hay un tipo de cepillos denominados interdental, que sirve para llegar a esos rincones de la cavidad bucal donde no puede llegar un cepillo convencional. En nuestra farmacia los encontraremos.

 

Brackets que se despegan: revisiones

Si un bracket se despega hay que mantener la tranquilidad, puede ocurrir. El primer paso sería aplicar cera para evitar el riesgo de posibles heridas, y luego acudir a un especialista para revisar, volver a adherir el bracket despegado o algún alambre de la ortodoncia que se ha soltado.

Lo ideal es concertar un calendario de revisiones con el ortodoncista para que este especialista pueda llevar a cabo un seguimiento correcto del tratamiento y realizar los ajustes que fueran necesarios.

Al extraer el bracket de la boca hay que tener cuidado de no golpearlo ni perderlo, guardarlo bien e higienizarlo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email